Archive | holocausto RSS feed for this section

El secreto Eichmann

10 May

El 11 de mayo se conmemora el 51 aniversario de la captura de Adolf Eichmann, el alto funcionario nazi responsable del Holocausto. Desde 1945 hasta 1960, Eichmann estuvo, con identidad falsa, en Buenos Aires, Argentina, hasta que fue capturado en una operación del Mossad, y trasladado a Israel en donde la justicia lo condenó a la pena de muerte. Con motivo del aniversario de su juicio y condena, el museo de Berlín, Topografía del Terror, está exhibiendo nuevos documentos de este proceso, que ha levantado algunas interrogantes, por cuanto el gobierno alemán se niega a revelar toda la información que tenía sobre Eichmann, pues existen evidencias de que los alemanes sabían que Eichmann estaba en Argentina mucho antes de que hubiese sido capturado por los servicios de inteligencia israelíes, y sin embargo, los alemanes no tuvieron la voluntad de localizarlo y someterlo a la justicia.

Guardando las distancias, y aunque los sujetos capturados son dos monstruos, pero es lo mismo que ocurre con Osama Bin Laden, quien tenía cinco años viviendo en Pakistán, en una ciudad que online casino nederland tiene alta presencia militar y sin embargo, Pakistán nunca tuvo ninguna iniciativa para localizarlo. Y el otro hecho similar es que Eichmann fue capturado por el Mossad en Argentina, país que luego alegó la violación a la soberanía nacional. Por su parte, Bin Laden fue capturado y ejecutado por los cuerpos élites norteamericanos. La única diferencia es que Bin Laden fue ejecutado inmediatamente, y Eichmann fue traducido y condenado por la justicia en Israel. La historia, aquí. La lección en ambos casos, con sus diferencias, es una: El que hierro mata, a hierro muere.

El misterio de la foto

17 Oct


Entre las diversas fotos del Holocausto, ésta fotografía es quizás una de las más difundidas. Corresponde a unos judíos saliendo, a punta de rifle, del gueto de Varsovia, en ruta a los campos de la muerte. Dan Porat investigó sobre esta foto, tratando de determinar la identidad del niño que aparece en la misma, y publicó The Boy: A Holocaust Story. A pesar de sus investigaciones, y aunque, en el 1982, alguien aseguró ser el niño de la foto, todavía su identidad permanece un misterio. Quizás, esa es precisamente la extraordinaria virtud de ésta fotografía. Es el retrato del dolor y del infierno, lo cual es sentido por todo el que vea esta imagen, aún cuando no conozca a los protagonista de la misma, especialmente al niño de la foto. La historia, aquí.

¡Qué testimonio!

5 Jun


Gracias al blog de la Casa Blanca, he leído los detalles de la visita del presidente Barack Obama a Buchenwald, el entonces más grande campo de concentración en la Alemania oscura de Hitler. Uno de quienes hablaron ante Obama y Angela Merkel, Canciller de Alemania, fue Elie Wiesel, cuyo padre fue asesinado en este frío y abominable lugar. De su testimonio, comparto con ustedes estos párrafos, traducidos al español libremente:

«Usted ha hablado de la humanidad, Señor Presidente. Aunque nosotros, en aquellos tiempos, era humano ser inhumano. Y ahora el mundo ha aprendido, espero… El tiempo debe venir. Es suficiente – lo suficiente para ir a los cementerios, lo suficiente como para llorar por los océanos. Es suficiente. Tiene que venir un momento – un momento de unir a las personas.»

«Y, por tanto, decimos a nadie que viene aquí debe volver a esa resolución. La memoria debe acercar a las personas más que los separen. Recuerdos aquí no para sembrar la ira en nuestros corazones, pero por el contrario, un sentimiento de solidaridad que todos los que nos necesitan. ¿Qué más podemos hacer, salvo invocar esa memoria para que la gente de todo el mundo que dicen que el siglo 21 es un nuevo comienzo de siglo, lleno de promesa y esperanza infinita, y en ocasiones profunda gratitud a todos aquellos que creen en nuestra tarea, que es mejorar la condición humana.»

«Un gran hombre, Camus, escribió al final de su maravillosa novela, La peste: «Después de todo,» dijo, «después de la tragedia, el resto … hay más en el ser humano para celebrar que denigrar. » Incluso esto se puede encontrar como verdad – tan doloroso como sea – en Buchenwald.»

Palabras profundas que nos obligan a reflexionar sobre uno de los períodos más tenebrosos e irracionales de la humanidad, y que todavía, su superación, total y definitiva, sigue siendo uno de los temas cruciales de este Siglo XXI.